http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2017/03/untitled.png

“Y la vida sigue…”

… sabía que era la señal,

quedaba poco tiempo,

era el estado de gracia,

el que precede al final,

pero no me importaba,

sólo quería disfrutar de aquello,

de esos instantes que robábamos,

de su mano tibia en la mía,

de las vibraciones del placer

que nos recorrían a ambos

porque era una película

cuyo sabor podíamos compartir…