http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2016/09/xx-una-casa-en-la-oscuridad.jpg

“Una casa en la oscuridad…”

He vivido intensamente a través de las vidas ajenas, sintiendo emociones de otros, vibrando con las historias que no me ocurrían.
Y sentí.
Eso es lo importante.
Sentí y entendí que hay que vivir muchas pieles para comprender que no eres tu piel.
Claro que no soy mi piel.
Hoy más que nunca lo sé.

Renuncié todas las mañanas y a cada minuto del día al color real de mi piel, de esa misma manera, con mucho dolor, fui aprendiendo a posponer, a derivar, a sublimar…
Y en ese aprendizaje de lágrima oculta, renuncié a ser…