http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2016/08/imagesVA3P8HT4.jpg

“Los laberintos del paraíso…”

Detrás de la máscara de la libertad se esconde frecuentemente la dejadez, el deseo de no implicarse.

Hay una frontera sutilísima; atravesarla o no atravesarla es asunto de un instante, de una decisión que se asuma o se deja de asumir; de su importancia te das cuenta sólo cuando el instante ya ha pasado. Sólo entonces te arrepientes, sólo entonces comprendes que en aquel momento no tenía que haber libertad, sino intromisión: estabas presente, tenías conciencia, de esa conciencia tenía que nacer la obligación de actuar.

Ver la cosas como verdaderamente son y no como deberían ser según otros…