http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2015/10/tender.jpg

“La carta cerrada…”

Relato, con datos precisos, nombres, calles y fechas, un espejismo.
Un intenso intercambio entre la amnesia y el recuerdo, el sueño y la vigilia, donde los colores identifican sentimientos.
De pronto… sólo sabes que estás en un café antiguo, viendo pasar a la gente a través de los cristales y mirando de vez en cuando hacia el reloj de la pared.
“¿Qué hago yo aquí?”.
Un sudor frío te hace notar que la pregunta es absurda, falsa.
Porque lo que menos importa es recordar lo que estás haciendo allí, sino algo mucho más sencillo.
Saber quién eres tú…