http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2015/10/teatro-mascara-muchachca.jpg

“He olvidado mi máscara…”

Noche de Halloween.

Coge un disfraz y pónselo
a tu alma.

Oculta, así, el dolor
de tu corazón
por unas horas.

Esta noche,
tras tu máscara,
como tantos otros,
te encontrarás protegido y,
quizás,
con el corazón sereno.

Pero recuerda:
yo te reconoceré
por el brillo triste
de tu mirada.