http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2016/06/71-Esto.jpg

“Esto…”

Mi partida podría convertirse en mito o en

leyenda

o más bien en motivo de una charla banal entre

un grupo de amigos aburridos.

.. Por cierto -dirá alguno-, ¿no se llamaba

Josep el muchacho?)..

Pero esto es de momento sólo vida,

incomprensible y pura vida,

un vulgar episodio de la vida.

Y duele.

Tragedia sin grandeza

que a nadie inspirará piedad ni espanto,

sólo algún comentario desdeñoso

dedicado

a la torpe actuación del agonista

cuyo infauto destino

no fue tramado por los dioses, sino 

por ese pobre diablo que es él mismo…

 

(Hace 15 años que escribí este texto a mis compañeras de Reus donde trabajé desde el 1 de junio de 1988 hasta el 25 de mayo de 2001)