http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2014/01/Art13.jpg

Era un lugar oculto y la contraseña era…

Me mudé a un barrio oscuro

con la intención de que nadie

me pudiese descubrir.

Me encuentro bien,

solo que me cuesta explicarme

porque las palabras,

en este contexto,

aniquilan su lógica.

Ahora sí,

me reconforta saber

que por fin

las sensaciones son sólo mías…