http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2016/02/55-Ensueños-vencidos.jpeg

“Ensueños vencidos…”

No me había concentrado en otra cosa que no fuera amargarme los días, todos los días, para conseguir algunos más, un puñado inútil de días más.

El último mes había tenido alguna que otra pelea, se había producido algún que otro vergonzoso silencio en la conversación.

La interminable espera, la incertidumbre, pueden ser peores que el duelo.

Hay conversaciones entre enamorados que, pasado un horizonte, te arrastran inevitablemente hacia su centro sombrío.

Hubo a continuación un intervalo de varios días. El sol se ponía entre los rascacielos cuando recuperé de nuevo plena conciencia de mí mismo, de las circunstancias, de todo. Mi mente había errado por zonas inciertas y sombrías, me sentía mortalmente triste.

Necesitaba un cambio radical, una conmoción emocional, una tristeza o un éxtasis absolutos….