http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2014/09/images35YDJ0D7.jpg

“El día que me vaya, no se lo diré a nadie”..

Me digo, en silencio,

que en mi próximo viaje

me llevaré mis propias miserias,

pues me parece arriesgado

que a uno le pasen por la cara

tantas miserias de los demás,

tantas partículas diminutas

de tantos egos colosales

que terminarían confundidos

en mi cara de tonto,

junto con la base,

el polvo y la sonrisa

más o menos impostada…