http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2015/11/La-sirena-negra.jpg

“El beso de la sirena negra…”

Era una persona solitaria que buscaba alguna forma de conectar con los demás.

Se trataba de un chico que no sabía nadar y que, de pronto, se muda a otro lugar donde la vida social es un océano.

No podía soportar el agua que le entraba por la naríz.

Le daba miedo el agua.

No le gustaba el océano: tiene algo demasiado infinito que le parecía peligroso.

Se sentía como las hojas a finales de septiembre.

Estaba todavía suspendido en lo alto, pero sabía que era cuestión de tiempo…