http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2015/12/inseguridad-gustavo-palma-1050x899.jpg

“De qué callada manera…”

Me duelen las manos
de caricias contenidas.

Me arden los labios
de besos guardados.

Me quedé sin voz
por llamarte en silencio.

Se durmió mi alma
de tanto esperarte.

Y no tengo más lágrimas
de años de llanto...