http://elreinodeloscisnesnegros.com/medios/2016/01/Crónicas-de-un-mundo.jpg

“Crónica de un mundo…”

Ya no hay viento.
El cielo está tan limpio y tan alto, que da vértigo mirarlo.
Ha vuelto el frío penetrante, agudo, potente, que pone de manifiesto que no hay nada entre el espacio infinito y yo.
Pero sigo mirando hacia lo alto.
La senda es estrecha y el camino discurre entre la incertidumbre y la amenaza del desastre.
No controlo mis movimientos.
Sobre mí, se abre el abismo del cielo, y nada impedirá mi caída, nada más que el intricado laberinto de las estrellas.